Calefactores SURREY a Gas F9MES: Manual de Servicio

(Parte III)

Cuidado y Mantenimiento de los Calefactores SURREY a Gas F9MES

ADVERTENCIA

RIESGO DE INCENDIO O EXPLOSIÓN

Si no se respeta esta advertencia podría producirse una lesión, la muerte o daños a la propiedad.

  • Nunca deje materiales inflamables o combustibles sobre, cerca o en contacto con el calefactor, como, por ejemplo:
  • Pulverizadores, tubos de aerosol, trapos, escobas, lampazos, aspiradoras y otros utensilios de limpieza.
  • Polvos detergentes, lavandina, ceras y otros compuestos de limpieza, plásticos o envases de plástico, nafta, querosén, líquido para mecheros, líquidos de limpieza en seco y otros líquidos volátiles.
  • Diluyentes de pintura y otros compuestos para pintar, bolsas de papel y otros productos de papel. La exposición a estos materiales podría causar la corrosión de los intercambiadores de calor.

Es esencial realizar un mantenimiento periódico al calefactor SURREY a Gas F9MES para garantizar su máximo rendimiento y minimizar posibles fallos. Le recomendamos que consulte con el distribuidor local sobre la frecuencia adecuada de mantenimiento y la opción de suscribir un contrato de servicio.

ADVERTENCIA

RIESGO DE DESCARGA ELÉCTRICA E INCENDIO

  • Si no se respeta esta advertencia, podría ocasionarse una lesión, la muerte o daños a la propiedad.
  • Antes de llevar a cabo reparaciones o tareas de mantenimiento en el calefactor, asegúrese de cortar el suministro de gas y electricidad, y coloque una etiqueta de bloqueo.
  • Siga detenidamente las instrucciones de operación indicadas en la etiqueta adjunta al calefactor.

ADVERTENCIA

RIESGO DE ENVENENAMIENTO POR MONÓXIDO DE CARBONO Y DE INCENDIO

  • Si no se respeta esta advertencia, podría ocasionarse una lesión, la muerte o daños a la propiedad.
  • Nunca ponga en funcionamiento el calefactor sin un filtro o dispositivo de filtración instalado.
  • No opere nunca el calefactor sin las puertas de acceso al filtro o dispositivo de filtración.

PRECAUCIÓN

RIESGO DE CORTE

  • Si no se respeta esta precaución, pueden ocurrir lesiones.
  • Las hojas de metal pueden presentar bordes cortantes o irregularidades.
  • Tenga precaución y utilice ropa protectora, anteojos de seguridad y guantes al trabajar con las piezas de la unidad o al realizar tareas de mantenimiento.

El mantenimiento básico para los Calefactores SURREY a Gas F9MES incluye las siguientes actividades:

  1. Revise y limpie el filtro de aire cada mes o con mayor frecuencia si es necesario. Reemplácelo si está dañado.
  2. Asegúrese de que el motor y la rueda del ventilador estén limpios durante cada temporada de calefacción y refrigeración. Límpielos según sea necesario.
  3. Verifique que las conexiones eléctricas estén bien ajustadas y revise los controles para garantizar un funcionamiento adecuado durante la temporada de calefacción. Realice reparaciones según sea necesario.
  4. Inspeccione el compartimiento del quemador en busca de óxido, corrosión, hollín o polvo excesivo al comenzar cada temporada de calefacción. Si es necesario, solicite el servicio de un técnico cualificado para reparar el calefactor y el quemador.
  5. Antes de cada temporada de calefacción, inspeccione el sistema de ventilación y las tuberías para detectar posibles fugas, deformaciones o conexiones dañadas. Haga que un técnico repare el sistema de ventilación y las tuberías si es necesario.
  6. Revise los accesorios adjuntos al calefactor, como el limpiador electrónico de aire o el humidificador. Realice las reparaciones o el mantenimiento recomendado según las instrucciones de los accesorios.
  7. Para limpiar o reemplazar el filtro de aire, consulte las instrucciones específicas proporcionadas en la sección “Configuración de filtros” del manual, ya que el tipo de filtro puede variar según la aplicación o la orientación del calefactor, y el filtro se encuentra externamente al chasis del mismo. Este calefactor no cuenta con un filtro interno.

Para limpiar o reemplazar los filtros del calefactor SURREY a Gas F9MES

  1. Apague la alimentación eléctrica del calefactor.
  2. Retire la puerta de la caja del filtro.
  3. Extraiga el filtro de la caja.
  4. Si es un filtro permanente lavable, lávelo con agua fría a presión en sentido contrario al flujo del aire, y déjelo secar sin aceitarlo ni recubrirlo.
  5. Si es un filtro desechable especificado por la fábrica, reemplácelo con uno del mismo tamaño.
  6. Coloque el filtro de nuevo en la caja.
  7. Vuelva a colocar la puerta de la caja del filtro.
  8. Restaure la alimentación eléctrica del calefactor.

Mantenimiento del motor y la rueda del ventilador:

  1. Apague la alimentación eléctrica del calefactor.
  2. Retire la puerta del ventilador.
  3. Desconecte las conexiones del termostato y los accesorios, si es necesario.
  4. Si la tubería de aire pasa por el compartimento del ventilador, desconéctela siguiendo los pasos especificados.
  5. Quite los tornillos que sujetan el ensamblaje del ventilador al estante del mismo y sáquelo del calefactor. Desconecte el cable de toma a tierra y los enchufes del mazo del motor del ventilador.

NOTA: Tenga cuidado al manipular la rueda del ventilador, ya que es frágil.

  • Limpie la rueda y el motor del ventilador con una aspiradora equipada con un cepillo suave, evitando mover los contrapesos en las aspas del ventilador y evitando doblar la rueda o las aspas para no afectar el equilibrio del ventilador.
  • Si hay residuos grasos en la rueda del ventilador, retírela del armario y límpiela con un desengrasador adecuado.

NOTA: Para quitarla, a) marque su ubicación en el eje, afloje el tornillo que la sujeta. b)

marque la orientación de la rueda y la placa de corte para una reinstalación correcta.

  • Vuelva a instalar el motor y la rueda del ventilador siguiendo los pasos del 7b al 7f en orden inverso. Asegúrese de que la rueda esté correctamente orientada para girar adecuadamente.
  • Apriete los pernos de montaje del motor a 40 ± 10 lb-pulgadas al volver a montarlos.
  • Apriete el tornillo de ajuste de la rueda del ventilador a 160 ± 20 lb-pulgadas al volver a montarlo.
  • Verifique que la rueda esté centrada en el armario del ventilador y que el tornillo esté en contacto con la parte plana del eje del motor. Ajuste la posición del tornillo en la rueda del ventilador si es necesario.
  • Gire manualmente la rueda del ventilador para asegurarse de que no haya fricción con el armario.
  • Vuelva a instalar el ensamblaje del ventilador en el calefactor.
  • Vuelva a colocar los dos tornillos que sujetan el ensamblaje del ventilador a la repisa del mismo.
  • Conecte nuevamente los cables del ventilador al control del calefactor. Si desconectó los cables del termostato previamente, consulte el diagrama eléctrico del calefactor y vuelva a conectarlos según corresponda.
  • Para calefactores en aplicaciones horizontales o de flujo descendente con la tubería de ventilación a través del calefactor:

a. Instale un tramo corto de tubería de ventilación dentro del calefactor y conéctelo al sistema de ventilación existente.

b. Conecte el conector de ventilación al codo de ventilación.

  1. Encienda el suministro eléctrico y cierre manualmente el interruptor de la puerta del ventilador. Use cinta para mantenerlo cerrado. Para verificar las variaciones de rotación y velocidad entre las modalidades de calefacción y enfriamiento, haga un puente entre R y G y entre R y Y en los terminales del termostato del control del calefactor. Si la temperatura exterior está por debajo de los 21°C, apague el disyuntor de la unidad exterior antes de activar el calefactor en el ciclo de enfriamiento, y enciéndalo después de finalizar el ciclo de enfriamiento.
  2. Si el calefactor funciona correctamente, suelte el interruptor de la puerta del ventilador. Retire los puentes o vuelva a conectar los cables del termostato que no estén conectados. Vuelva a colocar la puerta del ventilador.
  3. Abra el suministro de gas y haga funcionar el calefactor durante un ciclo completo de calefacción. Verifique la subida de la temperatura del calefactor según se indica en la sección de Ajustes. Ajuste la subida de la temperatura según sea necesario según lo indicado en la sección de Ajustes.

(Continúa en Parte IV)

Calefactores SURREY a Gas F9MES: Manual de Servicio

(Parte II)

(Continuamos con la parte II del Manual de los Calefactores Surrey a gas. Consideramos de suma importancia conocer cómo funciona el equipo y cuál es la importancia de llevar a cabo un buen mantenimiento.

Ajuste la demora de apagado del ventilador (Modalidad de calefacción)

  • Si se desea, el período de demora de apagado del ventilador principal puede extenderse o recortarse en la modalidad de calefacción para una mayor comodidad. Para ello, consulte el posicionamiento y la ubicación de los puentes en el centro de control
  • La demora de apagado del ventilador tiene cuatro opciones ajustables desde 108 segundos hasta 216 segundos.
  • Para cambiar la configuración de demora de apagado del ventilador, mueva el puente que conecta las clavijas en el control a las clavijas utilizadas para el retardo deseado de apagado del ventilador.
  • La configuración de fábrica para la demora del apagado del ventilador es de 144 segundos.

Ajuste del flujo de aire de enfriamiento de los calefactores Surrey a gas F9MES

  • El flujo de aire de enfriamiento se puede ajustar utilizando las tomas de velocidad restantes del ventilador.
  • Consulte las tablas de flujo de aire en estas instrucciones para realizar el ajuste adecuado.

PRECAUCUIÓN

RIESGO DE SOBRECALENTAMIENTO DEL CALEFACTOR

  • Ignorar esta precaución puede reducir la vida útil del calefactor.
  • Verifique nuevamente el aumento de temperatura, que debe estar dentro de los límites indicados en la placa de especificaciones.
  • Se recomienda que el nivel de funcionamiento esté en la mitad del rango de aumento o ligeramente por encima de este.

Ajuste del anticipador de calor del termostato del calefactor Surrey F9MES

Para termostatos mecánicos:

    Coloque el anticipador de calor del termostato de los calefactores Surrey F9MES de manera que coincida con el amperaje medido de los componentes eléctricos en el circuito R-W.

    Se pueden obtener lecturas precisas del amperaje de los cables usualmente conectados a los terminales R y W de la sub-base del termostato.

    Es importante que el anticipador del termostato no esté en el circuito mientras se mide la corriente.

    Proceda de la siguiente manera:

    a. Retire el termostato de la sub-base o de la pared.

    b. Conecte un amperímetro entre los terminales R y W de la sub-base o entre los cables R y W de la pared.

    c. Registre el amperaje medido entre los terminales cuando el calefactor está en el modo de calefacción baja y después de que se enciende el ventilador.

    d. Ajuste el anticipador de calor en el termostato de acuerdo con las instrucciones específicas del termostato.

    e. Vuelva a instalar el termostato en la sub-base o en la pared.

    Finalmente, instale la puerta de acceso del ventilador.

    Para termostatos eléctricos:

    Fije la tasa de ciclos a 3 ciclos por hora.

    Revise los controles de seguridad

    Se ha realizado una verificación del sensor de la llama, la válvula de gas y el interruptor de presión como parte del procedimiento de puesta en marcha, como una parte normal del funcionamiento.

    1. Revise el disyuntor de seguridad principal:
      • Este control apaga el sistema de combustión y activa el motor del ventilador de circulación de aire en caso de sobrecalentamiento del calefactor.
      • La realización de esta prueba de control de límite de temperatura nos permite asegurar que el límite funciona correctamente y se activará en caso de restricción en el suministro de aire de retorno o fallo del motor.
      • Para realizar la prueba:

    a. Deje funcionar el calefactor durante al menos 5 minutos.

    b. Bloquee gradualmente el aire de retorno utilizando un pedazo de cartón o una hoja de metal hasta que el disyuntor se active.

    c. Desbloquee el aire de retorno para que circule normalmente.

    d. Los quemadores se volverán a encender una vez que el calefactor se haya enfriado.

    1. Revise los interruptores de presión:
    2. Este control verifica el funcionamiento del ventilador de inducción de aire.

    a. Apague el suministro de 220 V 50 Hz al calefactor.

    b. Desconecte los cables del motor del inductor del mazo de cables.

    c. Encienda el suministro de 220 V 50 Hz al calefactor.

    d. Ajuste el termostato para generar calor y espere un minuto. Cuando el interruptor de baja presión funciona correctamente, la ignición de superficie caliente NO debería encender y la luz de diagnóstico debería parpadear con el código de estado 3. Si la ignición de superficie caliente se enciende cuando el motor del inductor está desconectado, apague el calefactor de inmediato.

    e. Identifique la causa por la cual el interruptor de baja presión no funcionó correctamente y corrija el problema.

    f. Apague el suministro de 220 V 50 Hz al calefactor.

    g. Vuelva a conectar los cables del motor del inductor, reinstale la puerta y restablezca la alimentación eléctrica de 220 V 50 Hz.

    h. El ventilador funcionará durante 108 segundos antes de iniciar nuevamente la secuencia de calor.

    i. El calefactor debería encenderse normalmente.

    Procedimientos de Servicio y Mantenimiento de los calefactores Surrey a gas F9MES

    Las tareas de mantenimiento básico, como la limpieza y el reemplazo de filtros de aire, pueden ser realizadas por personas sin capacitación técnica. Sin embargo, todas las demás operaciones deben ser llevadas a cabo por técnicos especializados. Se recomienda que un técnico de servicio calificado inspeccione el calefactor al menos una vez al año.

    ADVERTENCIA

    RIESGO DE INCENDIO, LESIÓN O MUERTE

    Si no se respeta esta advertencia, podría resultar en lesiones, muerte o daños a la propiedad. Es crucial tener ciertos conocimientos, habilidades mecánicas, herramientas y equipos para realizar correctamente las tareas de mantenimiento de esta unidad. Si no posee los conocimientos y herramientas necesarios, no intente realizar ninguna de estas tareas, a excepción de los procedimientos recomendados en el manual del propietario.

    ADVERTENCIA

    PELIGRO MEDIOAMBIENTAL

    No tener en cuenta esta precaución podría resultar en contaminación ambiental. Antes de desechar la unidad, retire y recicle todos los componentes y materiales, como aceite, refrigerante, tarjetas de circuitos, etc.

    PRECAUCIÓN

    RIESGO DE DESCARGA ELÉCTRICA, INCENDIO O EXPLOSIÓN

    Si no se respeta esta advertencia, podría resultar en lesiones, muerte o daños a la propiedad. Antes de iniciar la instalación, modificaciones o labores de servicio, asegúrese de apagar (posición OFF) el disyuntor principal de desconexión eléctrica e instalar una etiqueta de bloqueo. Puede haber más de un interruptor de desconexión, asegúrese de bloquearlos y marcarlos con una etiqueta de advertencia adecuada. Verifique el correcto funcionamiento de la unidad después de cualquier reparación y siempre vuelva a colocar las puertas de acceso después de completar las tareas de reparación y mantenimiento.

    ADVERTENCIA

    RIESGO DE FUNCIONAMIENTO ELÉCTRICO

    No tener en cuenta esta precaución podría resultar en un funcionamiento incorrecto o avería completa del calefactor. Antes de desconectar los cables durante las reparaciones, asegúrese de etiquetarlos adecuadamente. Los errores en el cableado pueden causar un funcionamiento errático y peligroso.

    General

    Estas instrucciones están redactadas considerando que los calefactores Surrey a gas F9MES se hayan instalado para una aplicación de flujo ascendente. En este tipo de aplicación, el ventilador se encuentra ubicado debajo de la sección de combustión y los controles del calefactor, y el aire caliente fluye hacia arriba. Sin embargo, dado que el calefactor puede instalarse en varias posiciones (excepto el modelo 140,000), el instalador debe verificar la orientación de los componentes según sea necesario.

    (Continúa en Parte III)

    Calefactores SURREY a Gas F9MES: Manual de Servicio

    (Parte I)

    Esta es la primera sección del Manual de Servicio del Calefactor de Condensación de Gas de Alta Eficiencia de 35″ de Alto con Motor del Ventilador PSC de Una Etapa F9MES (Serie A) de 220 V 50 Hz.

    • Etiquetas de Seguridad y Palabras de Alerta:

    PELIGRO: Riesgos inmediatos que pueden provocar lesiones personales graves o la muerte. Esta palabra se usa exclusivamente en las etiquetas de seguridad para alertar sobre riesgos inmediatos.

    ADVERTENCIA: Riesgos o prácticas inseguras que pueden provocar lesiones personales graves o la muerte.

    PRECAUCIÓN: Riesgos o prácticas inseguras que pueden provocar lesiones personales menores o daños al producto o la propiedad.

    NOTA: Se utiliza para destacar sugerencias que pueden mejorar la instalación, confiabilidad u operación del producto.

    • Consideraciones de seguridad del calefactor Surrey a gas F9MES

    Es crucial seguir las instrucciones y precauciones del manual para evitar riesgos graves durante la instalación, ajuste, reparación o mantenimiento del equipo. Se recomienda hablar con un profesional calificado o consultar con el distribuidor para obtener la información necesaria. Además, es fundamental utilizar piezas y accesorios autorizados por la fábrica en caso de modificaciones. Se debe respetar estrictamente los códigos de seguridad, usar equipo de protección adecuado y tener un extintor a mano. Es importante estar alerta ante posibles riesgos representados por el símbolo de alerta de seguridad y comprender las palabras de advertencia asociadas.

    1. Puesta en marcha, ajuste y comprobación de seguridad del calefactor Surrey a gas F9MES

    Instrucciones generales:

    1. Asegúrese de que el calefactor esté conectado a una fuente eléctrica de 220 V y 50 Hz, con una conexión a tierra adecuada. Es importante mantener la polaridad correcta para el cableado de 220 V 50 Hz, ya que la unidad no funcionará correctamente si la polaridad es incorrecta o si no está correctamente conectada a tierra.
    • Conecte los cables del termostato a los terminales R, W, G y Y en el bloque de terminales de 24 V en el control del calefactor.
    • La presión del gas natural debe mantenerse entre 0,16 psig (4,5 pulg. w.c., 350 Pa) y 0,5 psig (14 pulg. w.c., 1125 Pa).
    • Asegúrese de que la puerta del ventilador esté cerrada para completar el circuito eléctrico de 220 V 50 Hz y suministrar electricidad a los componentes del calefactor.
    • Antes de encender el calefactor, verifique la continuidad del interruptor de restablecimiento manual de la llama. Oprima el botón si es necesario para restablecer el interruptor.

    El terminal EAC−1 (220 VCA) se activa cuando el ventilador está en funcionamiento, mientras que el terminal HUM (220 VCA) se activa solo durante la función de calefacción cuando el inductor de aire está en marcha.

    El terminal HUM (24 VCA) se activa únicamente cuando se necesita calor (W) y el LPS está cerrado.

    • PRECAUCIÓN:

    Riesgo de funcionamiento incorrecto de la unidad.

    No seguir esta precaución podría resultar en un funcionamiento errático o afectar el rendimiento del equipo.

    • Estos calefactores están equipados con un interruptor de restablecimiento manual en el ensamblaje del quemador, el cual controla la energía de la válvula de gas en caso de sobrecalentamiento.
    • Antes de restablecer el interruptor, corrija cualquier problema relacionado con el suministro de aire de combustión, la presión del gas, el posicionamiento del orificio para el gas, el quemador o las condiciones de ventilación.
    • ¡No puentee el interruptor!

    Antes de encender el calefactor Surrey, asegúrese de verificar la continuidad del interruptor de restablecimiento manual de volatilización de la llama. En caso necesario, presione el botón para restablecer el interruptor.

    El terminal EAC-1 (220 VCA) se activa cada vez que el ventilador está en funcionamiento. Por otro lado, el terminal HUM (220 VCA) se activa únicamente cuando el inductor de aire está funcionando durante el ciclo de calefacción.

    El terminal HUM (24 VCA) se activa solo cuando se requiere calor (W) y el interruptor LPS está cerrado.

    • ATENCIÓN:

    Existe un RIESGO DE ENVENENAMIENTO POR MONÓXIDO DE CARBONO si no se siguen adecuadamente estas advertencias, lo que podría resultar en lesiones graves o incluso la muerte.

    • Es fundamental cebar correctamente la trampa de condensación con agua antes de utilizar el calefactor para evitar la entrada de presión positiva de gases de ventilación a la estructura a través del tubo de drenaje. Estos gases contienen monóxido de carbono, el cual es inodoro e insípido.

    Para cebar la trampa de condensación de manera adecuada, siga estos pasos:

    • Retire los tapones de drenaje superior y medio de la caja recolectora en el lado opuesto de la trampa de condensación (consulte la Figura 1).
    • Conecte el tubo de 16 mm (5/8 pulgadas) de DI con el embudo adjunto al conector de drenaje superior de la caja recolectora.
    • Vierta un cuarto de litro de agua en el embudo/tubo. El agua debe fluir a través de la caja recolectora, llenar la trampa de condensación y salir hacia un desagüe abierto.
    • Retire el embudo y vuelva a colocar el tapón de drenaje en la caja recolectora.
    • Conecte el tubo de 16 mm (5/8 pulgadas) de DI al puerto de drenaje medio de la caja recolectora.
    • Vierta un cuarto de litro de agua en el embudo/tubo. El agua debe fluir a través de la caja recolectora, llenar la trampa de condensación y salir hacia un desagüe abierto.
    • Retire el embudo y el tubo de la caja recolectora, y vuelva a colocar el tapón de drenaje en su lugar.

    Purgar las líneas de gas

    Si no se realizó previamente, es importante purgar las líneas después de realizar todas las conexiones y verificar que no haya ninguna fuga.

    • ADVERTENCIA:

    Existe un RIESGO DE INCENDIO O EXPLOSIÓN si no se respeta esta advertencia, lo que podría resultar en lesiones, la muerte o daños a la propiedad.

    • Nunca purgue una línea de gas hacia una cámara de combustión y evite buscar fugas de gas con una llama. En su lugar, utilice una solución de jabón específicamente diseñada para detectar fugas y revise todas las conexiones de manera minuciosa.
    • El uso incorrecto de una llama para buscar fugas de gas puede provocar un incendio o una explosión que resulten en daños a la propiedad, lesiones personales o incluso la muerte.

    Ajustar el aumento de la temperatura

    Es necesario instalar la puerta del ventilador antes de medir cualquier aumento de temperatura. Si la puerta del ventilador no está colocada, las mediciones de temperatura podrían ser incorrectas debido a posibles variaciones en el caudal de aire y la presión estática de los conductos.

    • PRECAUCIÓN:

    Existe un RIESGO DE DAÑOS AL CALEFACTOR si no se toman en cuenta estas precauciones, lo que podría resultar en:

    • Sobrecalentamiento de los intercambiadores de calor o condensación de los gases de combustión en áreas del intercambiador de calor no diseñadas para la condensación.
    • Reducción de la vida útil del calefactor.

    Daño a los componentes.

    • Es fundamental que el aumento de temperatura se mantenga dentro de los límites especificados en la placa de especificaciones del calefactor. Se recomienda que el nivel de funcionamiento se encuentre en la mitad del rango de aumento o ligeramente por encima de este.

    (Continúa)

    Confort Inigualable con los Calefactores SURREY a Gas F9MES

    El invierno siempre se presenta desafiante en Bahía Blanca y su zona de influencia, pero la clave para enfrentarlo está en la elección acertada de calefacción. ¿Te imaginás transformar tu hogar en el refugio acogedor y cálido que siempre deseaste? Con la elección adecuada, eso es posible.

    Los Calefactores SURREY a Gas F9MES emergen como una opción destacada, ofreciendo un equilibrio perfecto entre eficiencia, innovación y comodidad. La marca ofrece 3 diferentes series, SURREY F9MES1002120A de 26.000 cal, SURREY F9MES1202420A de 31.000 cal, y el tope de línea, SURREY F9MES1402420A de 34.500 cal.  

    Cualquiera de estos equipos es una decisión acertadísima a la hora de tomar la determinación de compra. Las características base de todos ellos son las mismas, varía la potencia. Más abajo podrás ver, en detalle, las diferencias en capacidades, rendimiento, peso y dimensiones.  El equipo por el que te decidas dependerá de tus necesidades.

    Rasgos generales de los calefactores Surrey a gas F9mes

    Hoy te diremos por qué estos calefactores son la elección preferida para aquellos que, como vos, buscan un rendimiento excepcional.

    1. Potencia Confiable:

    Los Calefactores SURREY a Gas F9MES cuentan con una potencia impresionante que garantiza un calentamiento rápido y eficiente de cualquier espacio. Con capacidades de condensación a gas, estos calefactores son capaces de generar una cantidad significativa de calor, perfecta para mantener el confort en hogares de diversos tamaños.

    2. Certificación de Fugas:

    La seguridad es una prioridad, y los Calefactores SURREY F9MES cumplen con los estándares más altos. Su certificación de fugas, que garantiza un máximo del 2% del valor nominal de aire acondicionado, proporciona tranquilidad a los usuarios al saber que están utilizando un producto seguro y confiable.

    3. Tecnología de Última Generación:

    Equipados con tecnología de vanguardia, estos calefactores incorporan sensores de llama estándar roll-out, calefacción ajustable con retardo de apagado del ventilador y un sistema de ignición directa con encendedor de nitruro de silicio. Esta combinación de características asegura un funcionamiento suave y eficiente.

    4. Diseño y Durabilidad:

    Los Calefactores SURREY a Gas F9MES no solo destacan por su rendimiento, sino también por su diseño robusto y duradero. El gabinete de acero prepintado resistente a la corrosión garantiza una larga vida útil, mientras que las innovadoras perillas facilitan la extracción de la puerta y el acceso seguro, simplificando la instalación y el mantenimiento.

    5. Versatilidad en la Instalación:

    La versatilidad es clave, y estos calefactores ofrecen opciones de instalación para adaptarse a diversas necesidades. Con ventilación directa (2 tubos), ventilación monotubo o aire de combustión con ventilación, los Calefactores SURREY F9MES se adaptan a diferentes configuraciones y requisitos de espacio.

    6. Eficiencia Energética:

    La eficiencia energética es esencial en la actualidad, y estos calefactores no decepcionan. Con intercambiadores de calor primario RPJ y secundario de acero inoxidable, junto con un control de límite de alta temperatura para prevenir el sobrecalentamiento, los Calefactores SURREY a Gas F9MES destacan por su eficiencia y rendimiento sostenible.

    Características de los calefactores Surrey a Gas para Conductos Modelo F9MES

    Para comenzar, un 93,6% de eficiencia lo ubica entre los equipos más eficientes del mercado. Además, presenta:

    • Ignición de superficie caliente Power Heat de nitruro de silicio.
    • Diseño multiposición de 4 direcciones para instalaciones de flujo ascendente, flujo descendente y horizontales.
    • Instalación flexible con un codo giratorio de 360 grados.
    • Ventilación directa de dos tuberías o ventilación indirecta de una tubería
    • Retardo del ventilador preestablecido en fábrica
    • Calefacción ajustable con retardo de apagado del ventilador
    • Sensores roll-out estándar para la llama
    • Intercambiador de calor primario RPJ
    • Intercambiador de calor secundario de acero inoxidable
    • Control de límite de alta temperatura para prevenir sobrecalentamiento
    • Gabinete de acero pre pintado de alta calidad resistente a la corrosión

    Los 3 modelos de Calefactores SURREY a Gas F9MES

    1. Calefactor SURREY 26000 calorías a gas F9MES100
    • Capacidad Consumida   26.171 Kcal/h
    • Capacidad Entregada 24.444 Kcal/h
    • Rendimiento AFUE 93,4%
    • Peso 79 Kg
    • Dimensiones (mm) 889x533x731
    • Calefactor SURREY 31000 calorías a gas F9MES120
    • Capacidad Consumida   31.500 Kcal/h
    • Capacidad Entregada 29.484 Kcal/h
    • Rendimiento AFUE 93,6%
    • Peso 86 Kg
    • Dimensiones (mm) 889x622x731
    • Calefactor SURREY 36000 calorías a gas F9MES140
    • Capacidad Consumida 36385 Kcal/h
    • Capacidad Entregada 34.020 Kcal/h
    • Rendimiento AFUE 93,5%
    • Peso 88 Kg
    • Dimensiones (mm) 889x622x731

    ¿Qué es el Rendimiento AFUE?

    La eficiencia anual de utilización de combustible (Annual Fuel Utilization Efficiency, AFUE) es la medida de la eficiencia de combustible para un calefactor. Esto le indica qué porcentaje de combustible de calefacción consumido en realidad se utiliza para calefaccionar un hogar.

    ¿Cómo se instala un calefactor Surrey a gas por conductos?

    Este tipo de calefactores es de fácil instalación debido a su baja altura de 889mm.

    Otras características inigualables

    • Sistema de drenaje de condensación interno simplificado instalado de fábrica

    • Autodiagnóstico con LED súper brillante

    • Opciones de ventilación: directa (2 tubos), monotubo o aire de combustión con ventilación

    • Terminal de humidificador de 24 VAC y terminal de filtro de aire electrónico

    • Perillas innovadoras para facilitar la extracción de la puerta y el acceso seguro

    • Kits de conversión de gas propano disponibles como opción

    • Cuatro posiciones: flujo ascendente, descendente, horizontal izquierda/derecha

    • Intercambiador de calor y conjunto del ventilador deslizante hacia afuera

    • Ventilación concéntrica disponible

    Conclusión

    Entonces, si buscás un calefactor que combine potencia, seguridad, innovación y durabilidad, los Calefactores SURREY a Gas F9MES son la elección perfecta. Elevá el confort de tu hogar durante los meses más fríos con la confianza de saber que estás invirtiendo en calidad y rendimiento excepcionales.

    Podés encontrarlos en nuestro local Surair, calle Pedro Pico 270, Bahía Blanca.

    Consejos de Seguridad para Calefactores: Mantené el Calor de Forma Segura – 2023 –

    En este artículo:

    1. ¿Por qué es tan importante seguir los consejos de seguridad para calefactores?
    2. Consejos de Seguridad para Calefactores
    3. Conclusión

    Los calefactores, aquellos artefactos que muchos usamos para brindarnos calor adicional y confort durante los meses fríos, también tienen sus secretos. Los hay eléctricos, a gas, a querosén o alimentados con pellets o carbón. Es esencial utilizarlos de manera segura para evitar accidentes y riesgos potenciales. Hoy proporcionaremos consejos importantes de seguridad para calefactores, de manera que puedas mantener el calor de forma segura durante los meses más fríos. Te sugerimos que leas con atención.

    Existen, también, los grandes calefactores de climatización central por conductos, pero este artículo no se refiere a ellos; sino que a los pequeños artefactos que solemos colocar dentro de de un ambiente de la casa o de la oficina.

    ¿Por qué es tan importante seguir los consejos de seguridad para calefactores?

    Seguir los consejos de seguridad es enormemente importante por varias razones:

    1. Prevención de incendios

      Los calefactores pueden ser un importante peligro de incendio si no se utilizan correctamente. Generan calor y pueden entrar en contacto con materiales inflamables como cortinas, muebles o ropa. Cuando seguís los consejos de seguridad, minimizás el riesgo de incendios accidentales y te protegés a vos mismo, a tu propiedad y a los que te rodean.

     

    1. Seguridad contra el monóxido de carbono

      Algunos calefactores – especialmente los de gas, pellets, carbón o querosén, es decir, los combustibles fósiles – producen monóxido de carbono, un gas incoloro e inodoro que puede ser mortal si se inhala en altas concentraciones. Una ventilación adecuada y unas pautas de uso correctas ayudan a evitar la acumulación de monóxido de carbono y reducen el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono.

    1. Seguridad eléctrica

      Los calefactores consumen una cantidad significativa de electricidad para generar calor. Es crucial asegurarse de que los circuitos eléctricos y las tomas de corriente puedan soportar la carga y que el calefactor no se sobrecargue, lo que puede provocar incendios eléctricos o daños en el cableado. Al seguir los consejos de seguridad prevenís accidentes eléctricos y garantizás el funcionamiento seguro del calefactor.

    1. Prevención de quemaduras y lesiones

      Los calefactores pueden calentarse mucho durante su funcionamiento, lo que supone un riesgo de quemaduras, especialmente para los más pequeños, mascotas o cualquier persona que toque accidentalmente la superficie caliente.

    Además, los calefactores mal colocados o desatendidos pueden volcarse fácilmente, provocando lesiones o accidentes. Siguiendo las directrices de seguridad, reducís el riesgo de quemaduras y lesiones causadas por estos artefactos.

    1. Protección para niños y mascotas

      En general, a los chicos y a las mascotas les resulta incomprensible entender los peligros asociados a los calefactores. Seguir los consejos de seguridad garantiza que los niños y las mascotas se mantengan a una distancia segura del calefactor, reduciendo el terrible riesgo de contacto accidental, quemaduras o incidentes de vuelco.

    1. Longevidad del calefactor

      El uso y mantenimiento adecuados prolongan la vida útil de cualquier calefactor. La limpieza periódica, las inspecciones y el cumplimiento de las normas de seguridad ayudan a evitar daños en la unidad, garantizando su funcionamiento eficiente y eficaz durante un período más prolongado.

    1. Tranquilidad

      Siguiendo los consejos de seguridad del calefactor, podés disfrutar del calor y el confort que proporciona sin preocuparte constantemente por los posibles peligros. Esto te permite relajarte y centrarte en otras actividades mientras te sentís confiado en el funcionamiento seguro del calefactor.

    calefactor a cuarzo

    Calefactor eléctrico

    Consejos de Seguridad para Calefactores

    • Elegí el Calefactor Adecuado

    Seleccionar el calefactor adecuado es crucial tanto para la eficiencia como para la seguridad.

    Buscá modelos que cuenten con las certificaciones de seguridad pertinentes y cumplan con las normas establecidas.

    Considerá el tamaño del espacio que querés calentar y elegí un calefactor con la capacidad de calefacción apropiada.

    Optá por unidades con protección contra vuelcos, las cuales se apagan automáticamente si el calefactor se cae.

    Asimismo, buscá calefactores con protección contra sobrecalentamiento, que se apagan automáticamente si la temperatura interna supera un nivel seguro.

    • Colocación Adecuada

    La ubicación adecuada de tu calefactor puede tener un impacto significativo en la seguridad.

    Colocá el calefactor sobre una superficie nivelada y estable, lejos de materiales inflamables como cortinas, muebles y ropa de cama.

    Mantené una distancia mínima de más de 1 metro entre el calefactor y cualquier objeto combustible.

    Evitá ubicar el calefactor en áreas de mucho tránsito donde pueda ser fácilmente derribado. Nunca coloques el calefactor sobre superficies de donde pueda caerse y causar daños o lesiones.

    • Nunca lo Dejes Desatendido

    Es fundamental nunca dejar un calefactor desatendido. Siempre apagalo cuando salgas de la habitación o vayas a dormir. Los accidentes pueden ocurrir de manera imprevista y un calefactor desatendido puede representar un riesgo de incendio significativo.

    Asegurate de verificar siempre que el calefactor esté apagado antes de abandonar el área.

    • Mantené a los Niños y las Mascotas Alejados

    Los niños y las mascotas son naturalmente curiosos y pueden ponerse en riesgo alrededor de los calefactores de forma inadvertida. Asegúrate de supervisar a los chicos y las mascotas en todo momento cuando se esté utilizando un calefactor.

    Creá una zona segura alrededor del calefactor utilizando una barrera física, como una puerta de seguridad, para mantenerlos alejados.

    Enseñá a tus hijos acerca de los peligros de tocar o jugar cerca del calefactor para ayudarles a comprender la importancia de mantenerse seguros.

    • Mantenimiento y Revisiones Regulares

    Realizar un mantenimiento adecuado de tu calefactor es crucial para su funcionamiento seguro y eficiente.

    Inspeccioná regularmente el calefactor en busca de signos de daños, cables desgastados o conexiones sueltas.

    Limpiá el calefactor según las instrucciones del fabricante para eliminar el polvo y los desechos que puedan causar sobrecalentamiento. Si notás algún problema, olor o sonido inusual, dejá de utilizarlo y contactá a un profesional para que lo inspeccione o repare.

    • Ventilación Adecuada

    Una adecuada ventilación es necesaria al utilizar un calefactor para prevenir la acumulación de monóxido de carbono.

    Evitá usar calefactores a combustible sin ventilación en interiores, ya que pueden liberar gases nocivos.

    Si utilizás un calefactor a combustible, asegurate de que la habitación esté adecuadamente ventilada abriendo una ventana o una puerta.

    Además, nunca utilices calefactores en habitaciones con mala ventilación, como baños, o en áreas herméticamente selladas, como armarios.

    Conclusión

    Sin duda, los calefactores siempre son una excelente opción para proporcionar calor y confort durante los meses fríos de invierno, pero ¡la seguridad siempre debe ser una prioridad!

    Siguiendo estos consejos de seguridad para calefactores, podrás minimizar el riesgo de accidentes, incendios y otros peligros asociados a su uso. Recordá elegir un calefactor adecuado, colocarlo correctamente, no dejarlo desatendido y mantener a los más chicos y las mascotas alejados. El mantenimiento regular y una ventilación adecuada son fundamentales para un funcionamiento seguro y eficiente. ¡Mantené tu ambiente cálido y seguro!

    ¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa? Invierno 2022 (Parte II)

    En este artículo:

    1. Caldera de gasoil + radiador o piso radiante
    2. Caldera eléctrica + radiador o piso radiante
    3. Calefactores eléctricos
    4. Calefactores a gas
    5. Estufas de biomasa (leña y pellets)
    6. Conclusión

    Esta es la segunda parte del artículo sobre ¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa?, publicado la semana pasada. Después de haber mencionado el sistema de aire acondicionado y la caldera a gas, pasaremos a mencionar estos otros sistemas super adecuados para las diferentes necesidades que cada uno pueda tener.

    Caldera de gasoil + radiador o piso radiante

    Las calderas de gasoil no son de las opciones más populares hoy en día. Son una tecnología sucia y nada amigable con el medio ambiente. El único atractivo que tienen es que es un sistema alternativo a las calderas de gas en aquellas zonas a donde el gas no llega.

    Como principal ventaja se puede mencionar su buen rendimiento, ya que levanta temperatura y calienta a gran velocidad. Como desventajas, su precio –que suele ser muy alto ya que, al no tener un suministro como el gas o electricidad de red, transportarlo y almacenarlo es oneroso.

    Al igual que las calderas a gas, las calderas de gasoil se pueden usar tanto para calefaccionar el hogar como para proveerlo de ACS (agua caliente sanitaria) todo el año.

     Caldera eléctrica + radiador o piso radiante como el mejor sistema de calefacción para tu casa

    Una caldera eléctrica es uno de los mejores sistemas de calefacción para tu casa. Estas calderas calientan el agua mediante electricidad, evitando así problemas de pérdidas de gas o intoxicaciones por monóxido de carbono. De lo mejor de esta tecnología es que no necesariamente dependemos de que el suministro eléctrico llegue a nuestra zona, ahorrándonos, de esta manera, el gasto de instalación de red. Tenemos la opción de autoabastecernos de energía mediante energía solar o eólica, más allá, por supuesto, del suministro eléctrico.

    Como las calderas a gas y a gasoil, estas calderas nos proveen de calefacción y ACS durante todo el año.

    Calefactores eléctricos

    La calefacción eléctrica es respetuosa con el medio ambiente, preservando los recursos naturales. Como las calefacciones eléctricas no dependen de la combustión de combustibles fósiles, no se libera dióxido de carbono a la atmósfera. Tampoco generan emisiones eliminando así el riesgo de fugas de gas.

    Aparte de los efectos secundarios obvios, como la sequedad de la piel, estos calefactores queman el oxígeno del aire para calentar los ambientes. Incluso las personas que no tienen problemas asmáticos, pueden experimentar somnolencia, náuseas y dolores de cabeza en las habitaciones con calefactores convencionales.

    Brevemente, aquí explicamos cómo funcionan los diferentes tipos de calefactores en cuanto a niveles de humedad y oxígeno:

    • Los calefactores de radiación y de aceite queman oxígeno para calentar la habitación.
    • En los calefactores de ventilador, el aire es empujado sobre una bobina caliente y sale en forma de aire caliente.
    • El caso de los calefactores infrarrojos también es similar.

    En resumen, los ventiladores y los calefactores infrarrojos reducen los niveles de oxígeno y humedad, motivo por el cual hay que tener la precaución de contar con un humidificador de ambientes y con ambientes bien ventilados. Si bien es cierto que cuando hace frío la sensación de estar calentito es maravillosa, debemos considerar ventilar los ambientes convenientemente.

    Calefactores a gas

    Dado que la calefacción a gas produce más calor que un calefactor eléctrico, los calefactores a gas calentarán los espacios más rápidamente y utilizarán mucha menos energía. Además, en aquellas zonas donde hay gas natural, el gas suele ser más barato que la electricidad –aunque esto no es siempre así, lo sabemos- lo que significa que el gasto de funcionamiento de un calefactor a gas es generalmente más bajo que si se toma la energía de la red eléctrica.

    A lo que se le debe prestar mucha atención es a los efectos tóxicos que el gas pueda causar en la gente y animales al privar al cuerpo de oxígeno y perjudicar el pensamiento y los reflejos. Los niveles de monóxido de carbono aumentarán en una casa en la que se utilice un calefactor de gas. Un calefactor mal instalado, o un calefactor en una habitación con falta de aire fresco, puede causar niveles excesivos de CO, y puede provocar una intoxicación por monóxido de carbono.

    Una de las partes más importantes del servicio técnico del calefactor de gas es una revisión de monóxido de carbono para estar seguros de que el artefacto esté funcionando bien. La intoxicación por monóxido de carbono – un gas incoloro, no irritante, sin olor o sabor- puede causar dolores de cabeza, fatiga e incluso puede matar.

    Estufas de biomasa (leña y pellets)

    Las estufas de biomasa son otra de las alternativas cuando no disponemos de suministro de gas natural en casa. Este tipo de estufas, además, tienen un gran poder calorífico y generan muy pocos residuos.

    Por otro lado, necesitamos comprar y estar constantemente abastecidos de la leña o los pellets y necesitamos disponer de un cierto espacio para almacenarlos.

    La biomasa es un combustible renovable procedente de residuos orgánicos y biológicos como las estufas de leña, los huesos de aceituna, cáscaras de frutos secos, restos forestales o las conocidas estufas de pellets que utilizan aserrín compactado en forma de pellets.

    Estas estufas son adaptables y ofrecen la facilidad de funcionar como sistemas de calefacción centrales, enviando el calor a todos los ambientes de la vivienda.

    Se las conoce como estufas ecológicas porque emiten muy poca cantidad de humo.

    Pueden ser el mejor sistema de calefacción para aquellas casas situadas en el campo o montaña y personas con una alta conciencia ecológica.

    Necesitan de una instalación previa.

    calefacción central a leña

    Estufa a leña

    Conclusión

    Como vemos, hay una gran variedad de tecnologías entre las que elegir el tipo de calefacción que nos conviene.

    Lo prudente es tener en cuenta todos aquellos factores que afectan a la realidad de cada uno, ya que el sistema de calefacción que funciona para otra persona puede no ser el mejor para nosotros.

    ¿Calefactores portátiles o calefacción central?

    En este artículo:

    1. ¿Qué son los calefactores portátiles?
    2. ¿Qué es la calefacción central?
    3. ¿Calefactores portátiles o calefacción central?
    4. ¿Cuál es el más adecuado para mí?
    5. Conclusión

    Hay varias formas de calentar tu casa y varias decisiones que tomar antes de elegir el calefactor adecuado para tus necesidades. Lo primero que hay que determinar es qué tipo de calefacción se necesita, ¿calefactores portátiles o calefacción central? Evaluar correctamente tus necesidades de calefacción te ayudará a asegurarte de que obtienes la cantidad de calefacción que necesitas, y a no gastar de más donde no tenés que hacerlo.

    ¿Qué son los calefactores portátiles?

    Los calefactores portátiles son fuentes de calor localizadas que suelen funcionar con electricidad o gas. En lugar de utilizarse en toda la casa, los calefactores típicamente cuentan con una sola unidad autónoma. Esta se conecta a una toma de corriente o, muy rara vez, a una llave de gas y emite calor para calentar una zona de la habitación. Algunos ejemplos de calefactores son los ventiladores de convección, las estufas halógenas y los radiadores de aceite eléctricos.

    Los calefactores (especialmente los eléctricos) suelen empezar a producir calor muy rápidamente y son especialmente adecuados para proporcionar calor en zonas pequeñas durante periodos cortos de tiempo.

    ¿Qué es la calefacción central?

    La calefacción central es un sistema de calefacción multizonal, que incluye muchas habitaciones o incluso toda la casa.

    La unidad de caldera suele instalarse en un lugar oculto, como un garaje o un armario, y distribuye el calor por toda la casa a través de una serie de conductos en forma de aire caliente, vapor o agua. La unidad interior de aire acondicionado suele ubicarse en el entretecho de la casa.

    La calefacción central es un sistema para toda la casa, que requiere un trabajo y un costo total considerable en términos de instalación.

    Normalmente puede controlarse para calentar sólo ciertas partes de la casa donde se necesita. Los sistemas de calefacción automatizados suelen estar conectados a sistemas de calefacción central inteligentes.

    ¿Calefactores portátiles o calefacción central?

    En cuanto a qué elegir, si calefactores portátiles o calefacción central, hay que preguntarse con qué frecuencia se va a utilizar y qué parte de la casa necesita calefacción. Si creés que sólo vas a necesitar calefacción durante un par de semanas al año en una o dos habitaciones pequeñas, es probable que sea mucho más barato calentar esas zonas con calefacción ambiental.

    Si vivís en un lugar más frío o necesitás calentar muchas zonas a la vez, la calefacción central es la opción obvia. Del mismo modo, si tenés una sala de estar grande y abierta, la mayoría de los calefactores no están a la altura.

    calefacción central

    Calefacción central por aire

    ¿Cuál es el más adecuado para mí?

    A la hora de elegir entre la calefacción de espacios y la calefacción central, deberías sopesar cuidadosamente tus necesidades de calefacción: ¿Cuántas habitaciones hay que calentar? ¿Cuánto frío hace y con qué frecuencia? ¿Cuánto querés o podés gastar?

    Los calefactores portátiles son más adecuados para espacios pequeños y cerrados, y en general no son apropiados para calentar habitaciones grandes o en las que el calor pueda escaparse fácilmente por las ventanas o las puertas. Los radiadores de aceite son considerados una de las opciones más seguras en cuanto a calefacción portátil y, en la mayoría de los casos, una de las más baratas de utilizar. El inconveniente es que no producen tanto calor como los calefactores de convección y los calefactores halógenos, y tardan mucho más en calentarse.

    Sin embargo, la mayoría de los calefactores de convección y los calefactores halógenos se consideran un peligro de incendio, especialmente si se tapan, se obstruyen o se dejan desatendidos.

    Los calefactores portátiles son baratos y producen mucho calor, pero también requieren cierta ventilación para permitir la entrada de oxígeno en la habitación, y pueden ser peligrosos si no se ventilan adecuadamente.

    Los calefactores centrales, por el contrario, suelen costar mucho más de comprar, instalar y operar, pero son muy superiores a los calefactores portátiles en su capacidad de mantener la casa caliente. Esto no quiere decir que la calefacción central sea siempre la opción más cara: en una casa bien diseñada y aislada, la calefacción central puede ser más barata que la calefacción ambiental en una casa mal diseñada.

    Conclusión

    La mejor sugerencia es que pienses bien la opción que elijas y lo que te costará su funcionamiento. Con el tiempo, es probable que lo que ahorres inicialmente lo acabes pagando en la factura energética.