¿Qué es la bacteria Legionela y cómo se puede erradicar?

¿Escuchaste hablar alguna vez sobre la bacteria Legionela? Probablemente no. Pero esta bacteria puede ser causa de enfermedades en los humanos y podría estar rondando muy cerca tuyo. Te invito a informarte sobre este invasor que vive en nuestras casas.

¿Qué es la bacteria Legionela y qué síntomas causa en el cuerpo humano?

La Legionela es una bacteria que puede provocar la legionelosis, que tiene dos formas principales: la fiebre de Pontiac, una versión leve con síntomas parecidos a los de la gripe, y la enfermedad del legionario, más grave, con fiebre alta, tos, dificultad para respirar, dolores musculares, dolor de cabeza y fatiga.

¿Cómo se puede contagiar?

La bacteria Legionela se contagia principalmente inhalando pequeñas gotas de agua contaminada con la bacteria, como las que se pueden generar en sistemas de agua caliente, jacuzzis, duchas, fuentes decorativas o sistemas de aire acondicionado. También puede transmitirse al aspirar agua contaminada accidentalmente, por ejemplo, al tragar agua mientras se baña.

¿Es factible contraer la bacteria Legionela?

Es posible contraer la bacteria Legionela, especialmente si están presentes las condiciones adecuadas para su proliferación, como los sistemas y lugares mencionados anteriormente. Sin embargo, es importante destacar que la legionelosis es poco común y la mayoría de las personas expuestas a la bacteria no se enferman. Se pueden minimizar los riesgos con un mantenimiento adecuado de los sistemas de agua y una buena higiene.

¿Cómo eliminar la bacteria Legionela del sistema de agua caliente en casa?

Para evitar la proliferación de la bacteria Legionela y reducir el riesgo de contraer la enfermedad, es fundamental mantener adecuadamente los sistemas de agua y practicar una buena higiene. Estos son los pasos clave:

  1. Aumentar la temperatura del agua caliente: La Legionela no puede sobrevivir a temperaturas superiores a 60°C. Asegurate de calentar el agua a esta temperatura una vez por semana.  Lo ideal es hacerlo de noche. Si contás con un termostato inteligente en tu caldera, lo único que tendrás que hacer es programarlo correctamente y así te olvidarás del asunto.
  • Limpiar y desinfectar regularmente los depósitos de agua caliente y las cañerías: Esto puede implicar el uso de productos desinfectantes adecuados y seguir las instrucciones de seguridad.
  • Mantener una buena circulación de agua: Evitá el estancamiento del agua en las cañerías de agua caliente, jacuzzis y depósitos, ya que puede promover el crecimiento de la bacteria.
  • Realizar un mantenimiento regular del sistema de agua caliente: Inspeccionar y limpiar regularmente el sistema, incluyendo duchas y canillas, para evitar la acumulación de sedimentos u otros materiales que puedan favorecer el crecimiento bacteriano.
  • Evitar el contacto con agua estancada o de fuentes desconocidas, especialmente en entornos de riesgo.
  • Mantener una buena ventilación en áreas con vapor de agua, como baños y cocinas.
  • Consultar a un profesional: Siempre es recomendable buscar la orientación de un técnico en mantenimiento de sistemas de agua caliente para obtener instrucciones específicas sobre cómo tratar y prevenir la proliferación de la bacteria Legionela en tu sistema.

Conclusión

La implementación de estas medidas proporciona una estrategia efectiva para reducir significativamente el riesgo de contraer la bacteria Legionela y desarrollar la enfermedad asociada. La combinación de acciones preventivas, como el mantenimiento regular de sistemas de agua, el monitoreo de la calidad del agua y la educación sobre prácticas higiénicas adecuadas, se muestra como una herramienta crucial en la protección de la salud pública frente a este patógeno potencialmente peligroso.

Qué buscar en una nueva caldera: Guía completa para tomar una decisión acertada

En este artículo:

  1. Eficiencia energética
  2. Tipos de caldera según la energía que las alimenta
  3. Potencia adecuada
  4. Compatibilidad con sistemas existentes
  5. Marcas y reputación
  6. Servicio postventa y garantía
  7. Conclusión

Es posible que te encuentres en la situación de reemplazar la caldera de tu hogar. Para asegurarte un sistema de calefacción y agua caliente eficiente y confiable por muchos años es esencial tomar una decisión acertada.

Con tantas opciones en el mercado, puede resultar abrumador saber qué buscar en una nueva caldera. En esta guía, desglosaremos los aspectos clave que debés considerar para tomar una elección informada y encontrar la caldera perfecta para tus necesidades.

  1. Eficiencia energética

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta al buscar una nueva caldera es su eficiencia energética. Las calderas modernas ofrecen clasificaciones de eficiencia que te permiten entender cuánta energía se convierte en calor utilizable.

Si bien existen múltiples tipos de calderas en el mercado, siempre buscá calderas con calificaciones altas, ya que éstas no solo reducirán tus costos de energía a largo plazo, sino que también tendrán un impacto positivo en el medio ambiente al reducir las emisiones de carbono.

  1. Tipos de caldera según la energía que las alimenta

  • Calderas de gas

Las calderas de gas se alimentan de gas natural, que se suministra a través de la red de gas, y suelen utilizarse en sistemas cerrados. En una caldera de gas, el ventilador inyecta el gas en el quemador. El piloto enciende el gas. El calor producido en el quemador se transfiere al sistema de calefacción central a través del intercambiador de calor. Una vez quemado el gas, los ventiladores extraen los humos de la cámara de combustión y los expulsan de forma segura por el conducto de humos.

Las calderas de gas pueden ser convencionales, mixtas o de condensación.

Las calderas convencionales suelen utilizarse junto con un acumulador para suministrar agua caliente a los sistemas de la casa y de calefacción central a toda la vivienda.

Las calderas mixtas tienen dos intercambiadores de calor. Uno para el sistema doméstico y otro para el sistema de calefacción central. Las calderas mixtas se recomiendan para viviendas pequeñas, con poco espacio en el depósito.

Las calderas de condensación utilizan el calor residual de los gases de combustión para precalentar el agua fría que entra en la caldera y aumentar su rendimiento. Las calderas de condensación pueden ser mixtas o convencionales. Las calderas de condensación son más eficientes que las calderas de no condensación porque recuperan calor de los gases de escape. Aunque suelen ser más costosas, su eficiencia ahorra dinero a largo plazo. Por ello, también reducen la huella de carbono del hogar.

  • Calderas de diesel

Las calderas de diesel son una alternativa de calefacción para aquellas propiedades que se encuentran en zonas remotas y que no están conectadas a la red de gas. Estas calderas funcionan de manera bastante similar a las calderas de gas. El diesel se bombea desde un depósito a la cámara de combustión, donde se vaporiza y, a continuación, se pone en marcha mediante el conjunto piloto. Una vez finalizada la combustión, los gases se expulsan por el conducto de humos.

El combustible que alimenta la caldera está contenido en un depósito que suele estar situado en el interior o en las inmediaciones de la vivienda. El diésel (refinado a partir del petróleo crudo) es considerado una importante fuente de contaminación que emite muchas sustancias nocivas cuando se quema.

  • Calderas eléctricas

Las calderas eléctricas son similares a las anteriores, pero utilizan electricidad para calentar el agua del hogar. Son una excelente alternativa y son especialmente populares en aquellas zonas donde los hogares no están conectados a una red de gas.

Una caldera eléctrica hace pasar el agua a través de un elemento eléctrico para calentarla. Es recomendable para viviendas pequeñas y medianas, ya que produce agua caliente para calefacción y uso doméstico. Sin embargo, las calderas eléctricas no suelen ser adecuadas para viviendas grandes, ya que sólo pueden calentar una cantidad limitada de agua al mismo tiempo.

Las calderas eléctricas se consideran más respetuosas con el medio ambiente, ya que no emiten gases y no necesitan combustible para calentar. En muchos casos, las calderas eléctricas alcanzan índices de eficiencia del 99%, muy superiores a los de las calderas de gas, que suelen situarse entre el 89 y el 95%.

La instalación de las calderas eléctricas también es más barata, ya que no hay que tener en cuenta tuberías, conductos de humos ni chimeneas.

  1. Potencia adecuada de la caldera

Es crucial seleccionar una caldera con la potencia adecuada para satisfacer las necesidades de tu hogar. Una caldera con poca potencia no podrá calentar adecuadamente tu casa, mientras que una con exceso de potencia consumirá más energía de la necesaria. Considerá el tamaño de tus espacios, el número de habitantes y la demanda de agua caliente para determinar la potencia adecuada.

  1. Compatibilidad con sistemas existentes

Si estás pensando en renovar la caldera de tu casa, antes de comprar una nueva caldera debés asegurarte de que es compatible con tu sistema de calefacción actual.

Si planeás mantener algunos componentes, como radiadores o termostatos, comprobá que sean compatibles con la nueva caldera. Esto te ahorrará costos adicionales de adaptación y facilitará la instalación.

  1. Marcas y reputación

Investigar las diferentes marcas y sus reputaciones es una forma efectiva de asegurarte de que estás adquiriendo una caldera confiable. Buscá reseñas de usuarios, opiniones de expertos y certificaciones de calidad. Optar por marcas reconocidas te dará mayor tranquilidad y garantía de durabilidad.

Caldera Riello Fastech

  1. Servicio postventa y garantía de una caldera nueva

Una caldera es una inversión a largo plazo, por lo que el servicio postventa y la garantía son aspectos importantes a considerar. Asegúrate de que el fabricante ofrezca una garantía adecuada y que cuente con un servicio de asistencia técnica confiable en tu zona. Si te encontrás en Bahía Blanca y su zona de influencia, acercate a Surair. Estaremos encantados de ayudarte.

Conclusión

Elegir una nueva caldera para tu hogar puede ser un proceso complejo, pero con la información adecuada, podés tomar una decisión informada y acertada. Priorizá la eficiencia energética, el tipo de caldera, la potencia necesaria y la compatibilidad con tu sistema existente.

Además, investigá la reputación de las marcas y los servicios postventa ofrecidos. Al seguir esta guía que te proporcionamos desde Surair, podrás seleccionar la caldera perfecta que garantice el confort y la eficiencia energética en tu hogar durante muchos años. ¡No dejes de consultarnos!

¿Cuáles son los 5 principales problemas de las calderas?

En este artículo:

  1. Los 5 principales problemas de las calderas
  2. La caldera no produce calor
  3. Ciclos cortos
  4. Ruidos irregulares procedentes del interior de la caldera
  5. Disyuntores disparados
  6. La caldera no se enciende
  7. Conclusión

La caldera es una parte integral del sistema de calefacción de una casa que a menudo se subestima. Cuando las cosas funcionan correctamente y nuestra casa se encuentra cálida y confortable, ni siquiera nos acordamos de ella; cuando las cosas van mal, en seguida nos acordamos de que hay una caldera.

Si querés saber más sobre las calderas y los cinco problemas más comunes a los que nos enfrentamos, ¡seguí leyendo!

Los 5 principales problemas de las calderas

  1. La caldera no produce calor

Teniendo en cuenta que la caldera es el equipo que calienta una casa en invierno, el hecho de que no produzca calor puede ser un problema grave.

Si la caldera no está haciendo su trabajo, es una señal de alarma. Mientras que los problemas graves requerirán la asistencia de un servicio técnico en calefacción y aire acondicionado, otras causas podrían no ser tan graves y las podríamos solucionar nosotros mismos.

Estos son algunos problemas comunes que podemos solucionar nosotros, sin asistencia de un técnico:

  • Comprobá la configuración del ventilador.

Si tu sistema de climatización tiene una configuración de ventilador, podría ser la causa del problema de calefacción. Es posible que tengas el ajuste del ventilador encendido. Si es así, esto puede significar que la caldera no está calentando el aire que fluye.

  • ¿Está el termostato en el modo correcto?

Antes de llamar al técnico en climatización, asegurate de que el termostato se encuentra en el modo “calor” correcto.

  • Inspeccioná la luz piloto.

Puede que no lo sepas, pero en la mayoría de las calderas hay una luz piloto. Si la luz se apaga, significa que la caldera no puede producir aire caliente. Tanto los modelos más antiguos como los más modernos pueden experimentar este problema.

  1. Ciclos cortos

Si tu caldera está en un estado constante de encendido y apagado, podría significar que su sistema está en un “ciclo corto”. El ciclo corto puede ocurrir por varias razones. Lo más común es que el sistema esté tratando de mantener la temperatura establecida y no pueda terminar el trabajo.

Un signo revelador de que una caldera tiene un ciclo corto es que la unidad solo funciona durante unos minutos antes de apagarse. A menudo, la causa del cortocircuito es un flujo de aire deficiente. Para evitar que esto ocurra, hay que cambiar regularmente los filtros del sistema.

Si los filtros sucios no son el problema, lo razonable es ponerse en contacto con el servicio técnico.

  1. Ruidos irregulares procedentes del interior de la caldera

Este puede ser otro de los 5 principales problemas de la caldera. Lo mejor que podés hacer en esta situación es escuchar atentamente cómo suena tu caldera la próxima vez que se ponga en marcha y tomar nota de esos sonidos, o de la falta de ellos. Inmediatamente después, llamá a un técnico especializado y explicale lo que has oído. No dejes pasar el momento y buscá ayuda antes de que se produzcan más daños.

  1. Disyuntores disparados

Los disyuntores son una parte esencial de la red de seguridad eléctrica de todos los hogares. Cuando un circuito se sobrecarga, el disyuntor corta la corriente eléctrica antes de que se produzca un cortocircuito. Si tu caldera hace saltar los disyuntores, podría ser un signo de algo más serio.

Que se dispare un disyuntor muy de vez en cuando no es un gran problema. Si ocurre con frecuencia, tendrás que encontrar el origen del problema.

Estas son algunas de las fuentes más comunes de disparos de disyuntores en relación con las calderas:

Si tu caldera está trabajando en exceso, podría causar la sobrecarga del circuito eléctrico de la vivienda. Los motivos por los cuales la caldera trabaja excesivamente pueden ser: filtros de aire sucios, rejillas de ventilación obstruidas, conductos restringidos o piezas rotas que interfieren.

Pero, también podría ser que haya otros aparatos en el mismo circuito. Cuando hay muchos aparatos que consumen mucha energía en el mismo circuito, pueden ser la fuente de la sobrecarga. Por eso, la caldera debería tener su propio circuito.

Otra razón podrían ser cortocircuitos y fallos de conexión a tierra.  Un cableado inadecuado, los daños causados por roedores y las reparaciones defectuosas pueden hacer que los cables sueltos se toquen. Cuando esto ocurre, la caldera trabaja en exceso y dispara el disyuntor.

Por último, vale la pena mencionar los problemas con la caja del disyuntor como una razón potencial. Si tenés una caja de disyuntor antigua en tu vivienda, es posible que el cableado viejo y las piezas obsoletas sean la causa de que los disyuntores se disparen constantemente. Si este es el caso, consultá a un electricista cuando se trate de actualizar el tablero eléctrico.

  1. La caldera no se enciende

En un sistema de caldera que funciona correctamente, la señal de su termostato hará que se encienda automáticamente. Si esto no sucede, deberías llamar al servicio técnico.

mantenimientoServicio técnico de Surair

Conclusión

Está claro que nadie quiere tener problemas con su caldera, pero, si se diera el caso de que tuvieras que enfrentarte a alguno de los 5 principales problemas de las calderas, leer esta nota podría ayudarte a evitar futuros problemas.

7 tips para que tu caldera funcione de forma eficiente

En este artículo:

  1. Los mejores 7 tips para que tu caldera funcione de forma eficiente
  2. Conclusión

Las mejores calderas de hoy en día para que puedas ahorrar dinero a largo plazo en las facturas de energía y evitar costosas reparaciones de calefacción son, sin ninguna duda, las calderas de alta eficiencia.

Nuestro interés hoy es darte algunos cuantos tips para que tu caldera funcione de forma eficiente y obtengas el máximo confort de tu sistema de calefacción, utilizando la menor cantidad de energía y manteniendo la caldera funcionando el mayor tiempo posible.

Los mejores 7 tips para que tu caldera funcione de forma eficiente

  1. Llevar a cabo un mantenimiento anual de la caldera

El mantenimiento del sistema es esencial para evitar sorpresas cuando más necesitás la calefacción. La inspección te asegura que la caldera funciona de forma segura y eficiente.

El mantenimiento también se refiere a mantener las rejillas de ventilación desbloqueadas, cambiar los filtros, actualizar el termostato –si es necesario-, eliminar las obstrucciones del flujo de aire. Todo esto está claramente detallado en nuestro anterior post número 3.

  1. Aprovechar el sol durante el día y cortinas térmicas por la noche

De esta forma tan sencilla conseguís aprovechar la energía solar durante el día, y por la noche, evitar que se escape el calor acumulado en el interior de tu casa.

Utilizá el calor del sol. Nuestros abuelos utilizaban lo que ahora se conoce como “energía solar pasiva”. Plantando árboles de hoja caduca en los lados sur y este de la casa, le daban sombra durante los días calurosos del verano. Cuando los árboles pierden sus hojas, dejan pasar el calor del sol para calentar la casa en invierno.

En cambio, los árboles de hoja perenne, plantados estratégicamente, proporcionan una barrera contra el viento. En invierno, mantené las ventanas soleadas para que entren el calor. Cuando se ponga el sol, cerrá las persianas o las cortinas aislantes para “atrapar” el calor en el interior.

Si bien este consejo no es nuevo, es un gran tip para que tu caldera funcione de forma eficiente.

  1. Poner los ventiladores de techo en el sentido de las agujas del reloj durante el invierno

Esto se debe a que no todo el mundo sabe qué hacer funcionar los ventiladores en el sentido de las agujas del reloj durante el invierno hará que el aire frío suba y empuje el aire caliente suspendido hacia abajo, hacia donde te encontrás. Esto evita que el aire caliente ascendente quede colgado en el techo mientras abajo temblás de frío.

  1. Sellar las grietas que generan corrientes

Cualquier grieta o fisura en una pared o abertura genera una entrada de aire frío del exterior que atacará las altas temperaturas del interior de cualquier vivienda.

  1. Controlar los niveles de humedad

Si vivís en una zona muy seca, con una humedad relativa por debajo del 40%, o si los ambientes de tu casa son secos, conseguir un humidificador no es una mala idea.

La falta de humedad en el aire acompaña al aire más frío. También trae consigo un aumento de la electricidad estática, sequedad de las fosas nasales y más infecciones de los senos paranasales y hemorragias nasales. También es malo para los muebles, instrumentos y suelos de madera.

Los humidificadores pueden aliviar esos problemas causados por el aire seco; ayudan a controlar la cantidad de humedad en el aire para que estés más cómodo y puedas bajar la calefacción porque el aire se siente más cálido.

La adquisición de un humidificador es otro excelente tip para que tu caldera funcione de forma eficiente.

  1. Desbloquear las rejillas de ventilación

Si has redistribuido los muebles de las habitaciones desde la última vez que pusiste en marcha la calefacción, asegurate de que no hay nada que bloquee las salidas de aire o los radiadores. No es raro que los muebles o las cortinas pesadas bloqueen las salidas de aire o mantengan ocultos los radiadores.

Si ha reorganizado los muebles de las habitaciones desde la última vez que puso en marcha la calefacción, asegúrese de que no hay nada que bloquee las salidas de aire o los radiadores. No es raro que los muebles o las cortinas pesadas bloqueen las salidas de aire o mantengan ocultos los radiadores.

  1. Comprar un termostato inteligente

Cambiá la temperatura desde el trabajo para que tu casa esté caliente cuando llegues después de un día agotador. O quizás estás en otro sector de tu casa y querés acceder al control de la caldera. No hay problema, controlá la caldera desde tu Smartphone sin tener que moverte de donde estás.

Los termostatos inteligentes o Smart “aprenden” las rutinas del hogar tras un par de semanas de programación manual. Estas modernas herramientas aportan más personalización a tu confort y ahorran mucha más energía que los antiguos termostatos manuales.

¿Te interesa un termostato de estas características? Hacé click aquí  para obtener más información sobre los termostatos.

Termostato DILETTA modelo 26005 para calefacción electrónico

Termostato programable

Conclusión

Está comprobado que cada uno de estos 7 tips beneficia a tu caldera y hará que funcione de forma más eficiente esta temporada.

Cómo determinar la eficiencia energética de una caldera. Agosto 2022

En este artículo:

  1. Cómo determinar la eficiencia energética de una caldera
  2. Calificación AFUE para determinar la eficiencia energética de una caldera
  3. Edad de la caldera
  4. Cambio en la factura de gas o electricidad
  5. Prueba de estanqueidad
  6. Conclusión

Calentar una casa durante los fríos días de invierno puede ser una tarea costosa. Por ello, es fundamental desarrollar formas de regular las distintas necesidades de calefacción para evitar el pago de enormes facturas que puedan interferir en los presupuestos. Un factor importante que dispara las facturas de energía en los hogares es el mal funcionamiento de las calderas, que consumen más energía de la necesaria.

Hoy en día, el tema más candente en lo que respecta a los sistemas HVAC (equipos de calefacción y refrigeración) es su eficiencia energética Por ello, los equipos modernos están dotados de sofisticadas medidas de ahorro energético. También hay que tener en cuenta que siempre es necesario contar con la experiencia y los conocimientos de un técnico a la hora de instalar un equipo HVAC. Esto ayuda a determinar dónde se puede ahorrar dinero en la climatización para una casa energéticamente eficiente.

Uno de los aparatos que más energía consumen en una vivienda es la caldera. Los grandes avances en los sistemas de calefacción y la información disponible actualmente sobre HVAC hacen que sea fácil conocer la eficiencia energética de una caldera y saber si es necesario sustituirla.

caldera

Caldera de última generación

Cómo determinar la eficiencia energética de una caldera

Hay formas de asegurarse de que su caldera sea siempre eficiente desde el punto de vista energético. Estas son algunas de las formas de determinarlo:

  1. Calificación AFUE para determinar la eficiencia energética de una caldera

El acrónimo AFUE significa Eficiencia Anual de Utilización de Combustible. https://hmong.es/wiki/Annual_fuel_utilization_efficiency Es una de las mejores maneras de determinar la eficiencia energética de una caldera. Indica lo bien que la caldera convierte la fuente de combustible -gas y electricidad- en energía.

Cuanto más alto sea el porcentaje AFUE, más eficiente será la caldera. Por ejemplo, si el AFUE es del 90%, muestra que el 90% del combustible puede ser convertido por la caldera en calor y solo desperdicia el 10%. Un técnico especializado puede interpretar fácilmente el AFUE de cualquier caldera.

Esta es una traducción práctica de la eficiencia de un sistema, ya que se desperdicia un mínimo de combustible. Una caldera altamente eficiente debe tener un AFUE de, al menos, el 90%.

Sin embargo, si la caldera tiene los conductos sucios, un filtro de aire obstruido o no recibe un mantenimiento regular, el índice de eficiencia puede no significar mucho. El funcionamiento de una caldera que no está en condiciones óptimas puede suponer una reducción de al menos el 5% de su eficiencia energética. Eso conlleva un aumento de los costos en las facturas de electricidad o gas.

  1. Edad de la caldera

Una caldera de buena marca puede tener una vida útil de entre 10 y 15 años. Sin embargo, hay casos en que siguen funcionando por algunos años más. Indudablemente, el mantenimiento puede mejorar el rendimiento general de una caldera y prolongar su longevidad.

No obstante, siempre llegará el momento de reemplazar una caldera para mejorar su eficiencia. Actualmente, hay numerosas calderas muy rentables que consumen un mínimo de energía y son la mejor opción cuando se considera la sustitución de un equipo por otro más eficiente.

Sustituir una caldera poco eficiente por una más eficiente es decisivo, ya que ayuda a ahorrar en gastos de calefacción. Una caldera nueva es más eficiente energéticamente y será menos propensa a romperse; mientras que uno anticuado será más gastador y más vulnerable al desgaste.

  1. Cambio en la factura de gas o electricidad

Aunque hay numerosos factores que pueden provocar cambios en las facturas de energía, el mal funcionamiento de la caldera puede ser uno de los motivos. Si existe un aumento repentino entre las últimas facturas y las anteriores, es posible que se pueda atribuir a alguna falla de la caldera.

  1. Prueba de estanqueidad

El objetivo de una prueba de estanqueidad es asegurarse de que no hay un mal aislamiento en la casa, o grietas y fisuras en puertas o ventanas que generen corrientes de aire. Este es un problema común, especialmente en las casas más antiguas. Esta prueba puede ayudar a identificar si el problema de fugas tiene menos que ver con la caldera y más con la forma en que está construida la casa.

Conclusión

En definitiva, determinar la eficiencia energética de una caldera no es muy complicado. Se trata simplemente de realizar una revisión rutinaria que evitará problemas en el futuro.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa? Invierno 2022 (Parte II)

En este artículo:

  1. Caldera de gasoil + radiador o piso radiante
  2. Caldera eléctrica + radiador o piso radiante
  3. Calefactores eléctricos
  4. Calefactores a gas
  5. Estufas de biomasa (leña y pellets)
  6. Conclusión

Esta es la segunda parte del artículo sobre ¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa?, publicado la semana pasada. Después de haber mencionado el sistema de aire acondicionado y la caldera a gas, pasaremos a mencionar estos otros sistemas super adecuados para las diferentes necesidades que cada uno pueda tener.

Caldera de gasoil + radiador o piso radiante

Las calderas de gasoil no son de las opciones más populares hoy en día. Son una tecnología sucia y nada amigable con el medio ambiente. El único atractivo que tienen es que es un sistema alternativo a las calderas de gas en aquellas zonas a donde el gas no llega.

Como principal ventaja se puede mencionar su buen rendimiento, ya que levanta temperatura y calienta a gran velocidad. Como desventajas, su precio –que suele ser muy alto ya que, al no tener un suministro como el gas o electricidad de red, transportarlo y almacenarlo es oneroso.

Al igual que las calderas a gas, las calderas de gasoil se pueden usar tanto para calefaccionar el hogar como para proveerlo de ACS (agua caliente sanitaria) todo el año.

 Caldera eléctrica + radiador o piso radiante como el mejor sistema de calefacción para tu casa

Una caldera eléctrica es uno de los mejores sistemas de calefacción para tu casa. Estas calderas calientan el agua mediante electricidad, evitando así problemas de pérdidas de gas o intoxicaciones por monóxido de carbono. De lo mejor de esta tecnología es que no necesariamente dependemos de que el suministro eléctrico llegue a nuestra zona, ahorrándonos, de esta manera, el gasto de instalación de red. Tenemos la opción de autoabastecernos de energía mediante energía solar o eólica, más allá, por supuesto, del suministro eléctrico.

Como las calderas a gas y a gasoil, estas calderas nos proveen de calefacción y ACS durante todo el año.

Calefactores eléctricos

La calefacción eléctrica es respetuosa con el medio ambiente, preservando los recursos naturales. Como las calefacciones eléctricas no dependen de la combustión de combustibles fósiles, no se libera dióxido de carbono a la atmósfera. Tampoco generan emisiones eliminando así el riesgo de fugas de gas.

Aparte de los efectos secundarios obvios, como la sequedad de la piel, estos calefactores queman el oxígeno del aire para calentar los ambientes. Incluso las personas que no tienen problemas asmáticos, pueden experimentar somnolencia, náuseas y dolores de cabeza en las habitaciones con calefactores convencionales.

Brevemente, aquí explicamos cómo funcionan los diferentes tipos de calefactores en cuanto a niveles de humedad y oxígeno:

  • Los calefactores de radiación y de aceite queman oxígeno para calentar la habitación.
  • En los calefactores de ventilador, el aire es empujado sobre una bobina caliente y sale en forma de aire caliente.
  • El caso de los calefactores infrarrojos también es similar.

En resumen, los ventiladores y los calefactores infrarrojos reducen los niveles de oxígeno y humedad, motivo por el cual hay que tener la precaución de contar con un humidificador de ambientes y con ambientes bien ventilados. Si bien es cierto que cuando hace frío la sensación de estar calentito es maravillosa, debemos considerar ventilar los ambientes convenientemente.

Calefactores a gas

Dado que la calefacción a gas produce más calor que un calefactor eléctrico, los calefactores a gas calentarán los espacios más rápidamente y utilizarán mucha menos energía. Además, en aquellas zonas donde hay gas natural, el gas suele ser más barato que la electricidad –aunque esto no es siempre así, lo sabemos- lo que significa que el gasto de funcionamiento de un calefactor a gas es generalmente más bajo que si se toma la energía de la red eléctrica.

A lo que se le debe prestar mucha atención es a los efectos tóxicos que el gas pueda causar en la gente y animales al privar al cuerpo de oxígeno y perjudicar el pensamiento y los reflejos. Los niveles de monóxido de carbono aumentarán en una casa en la que se utilice un calefactor de gas. Un calefactor mal instalado, o un calefactor en una habitación con falta de aire fresco, puede causar niveles excesivos de CO, y puede provocar una intoxicación por monóxido de carbono.

Una de las partes más importantes del servicio técnico del calefactor de gas es una revisión de monóxido de carbono para estar seguros de que el artefacto esté funcionando bien. La intoxicación por monóxido de carbono – un gas incoloro, no irritante, sin olor o sabor- puede causar dolores de cabeza, fatiga e incluso puede matar.

Estufas de biomasa (leña y pellets)

Las estufas de biomasa son otra de las alternativas cuando no disponemos de suministro de gas natural en casa. Este tipo de estufas, además, tienen un gran poder calorífico y generan muy pocos residuos.

Por otro lado, necesitamos comprar y estar constantemente abastecidos de la leña o los pellets y necesitamos disponer de un cierto espacio para almacenarlos.

La biomasa es un combustible renovable procedente de residuos orgánicos y biológicos como las estufas de leña, los huesos de aceituna, cáscaras de frutos secos, restos forestales o las conocidas estufas de pellets que utilizan aserrín compactado en forma de pellets.

Estas estufas son adaptables y ofrecen la facilidad de funcionar como sistemas de calefacción centrales, enviando el calor a todos los ambientes de la vivienda.

Se las conoce como estufas ecológicas porque emiten muy poca cantidad de humo.

Pueden ser el mejor sistema de calefacción para aquellas casas situadas en el campo o montaña y personas con una alta conciencia ecológica.

Necesitan de una instalación previa.

calefacción central a leña

Estufa a leña

Conclusión

Como vemos, hay una gran variedad de tecnologías entre las que elegir el tipo de calefacción que nos conviene.

Lo prudente es tener en cuenta todos aquellos factores que afectan a la realidad de cada uno, ya que el sistema de calefacción que funciona para otra persona puede no ser el mejor para nosotros.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa? Invierno 2022 (Parte I)

En este artículo:

  • ¿Cuál es el mejor sistema de calefacción?
  • Los primeros 4 factores que debemos contemplar
  • Los otros 5 factores que debemos contemplar
  • ¿Cómo resolver el dilema de cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa?
  • Los diferentes sistemas de calefacción: Aire acondicionado frío-calor y Caldera a gas + radiadores y/o suelo radiante

Estamos en el invierno 2022 y, si todavía estás buscando el mejor sistema de calefacción para tus necesidades, Surair te da toda la información que necesitas para ayudarte a hacer la mejor elección.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción?

No es una pregunta fácil de responder porque no hay una única respuesta correcta. Hay innumerables factores a tener en cuenta, por ejemplo, la superficie de la vivienda, el aislamiento de la misma, la orientación, nuestras necesidades de calefacción, la ubicación geográfica de nuestra casa, la inversión que estamos dispuestos a realizar.

Los primeros 4 factores que debemos contemplar

Los siguientes factores son los que debemos considerar al momento de elegir el sistema de calefacción más acertado para nuestro hogar:

  1. La superficie de la vivienda. No es lo mismo climatizar un departamento de dimensiones pequeñas que una gran vivienda.
  2. El aislamiento de la vivienda. Una vivienda bien aislada requerirá de menos calefacción que una vivienda con mala aislación. Esto se traduce en menor gasto energético y un ahorro significativo.
  3. La orientación de la vivienda. La orientación de la casa o departamento influirá en el proyecto y en la decisión de compra del sistema de calefacción. En Bahía Blanca y su zona de influencia, donde los inviernos son crudos, la mejor orientación es al norte, en busca del sol.
  4. Las necesidades de uso de la casa. Es importante saber si se precisa calentar toda la casa o solo una parte, si estamos en ella durante el día o solamente durante determinadas horas. Si es una casa de veraneo o una vivienda permanente.

Los otros 5 factores que debemos contemplar

  1. La ubicación geográfica. La altitud y la distancia a la costa también son variables a tener en cuenta. No es lo mismo vivir en la costa, con temperaturas más moderadas, que en el interior o en la montaña, donde el clima es continental y suele hacer más frío.
  2. El tipo y el precio de la energía en la zona. Dependiendo de la zona en la que nos encontremos utilizaremos electricidad, gas natural u otros combustibles. Lo adecuado es hacer un estudio de los precios del mercado y ver los precios actuales y futuros.
  3. La dificultad y el precio de la instalación. Aquí hay que hacer un buen estudio de los costos de la instalación, teniendo en cuenta la necesidad de obra o no y lo dispuestos que estemos a llevarla adelante.
  4. El respeto por el medio ambiente. Hoy en día no es un tema menor. Frente a las distintas posibilidades de calefacción que existen, siempre es mejor elegir la que sea respetuosa con el medio ambiente. Actualmente, las energías renovables son una gran elección.
  5. El mantenimiento. También es importante evaluar el mantenimiento del sistema que vayamos a elegir. Hay sistemas que necesitan de mucho mantenimiento y otros que no.

¿Cómo resolver el dilema de cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa?

Son muchos los factores a tener en cuenta antes de definir la compra de un sistema de calefacción y por eso es importante realizar un buen análisis de la situación antes de realizar cualquier gasto. No siempre lo que le conviene a otro es lo que nos conviene a nosotros. Es necesario evaluar la situación de cada uno.

Otro tema a tener en cuenta es que no siempre el sistema más vendido es el más eficiente.

En muchas oportunidades, por querer evitar gastos en instalación, elegimos un método menos complicado que, a la larga, es menos rentable que un sistema de calefacción de instalación más cara. En definitiva, el consejo es considerar la inversión inicial como el ahorro en consumo de energía que obtendremos a largo plazo.

Los diferentes sistemas de calefacción

  • Aire acondicionado frío-calor

El sistema de aire acondicionado frío-calor es indicado para zonas de temperaturas suaves; no es el sistema indicado para zonas de temperaturas extremas.

En invierno, este sistema expulsa aire caliente a la temperatura que deseemos y es eficiente. Los mejores equipos son los de tecnología Inverter.

No es el sistema más recomendable para aquellas personas que sufren de problemas respiratorios, ya que expulsa aire seco. Lo ideal es usarlo en conjunto con un humidificador de ambientes.

Los equipos de aire pueden ser individuales (Split) o en formato múltiple (multisplit). Constan de unidades internas y unidades externas y son perfectos ´para climatizar puntos concretos.

El sistema de calefacción por aire también puede ser por conductos. La instalación requiere obras y se recomienda para casas con mucha actividad, en las que hay movimiento y uso permanente de todas las zonas.

  • Caldera a gas + radiadores y/o suelo radiante

caldera dual

Calderas duales

Las calderas utilizan gas como combustible para calentar agua. Este sistema presenta la ventaja de producir agua caliente para dos fines: calentar la casa a través de radiadores o suelo radiante y proporcionar ACS (agua caliente sanitaria) para toda la propiedad.

Lo mejor de las calderas de gas es que son indicadas para zonas frías y para calentar la vivienda de manera homogénea. El sistema de caldera de gas con radiadores es el sistema más utilizado en las zonas frías del sur del país. Otro gran beneficio es que no reseca el ambiente manteniendo los niveles de humedad.

¿Cuál es el beneficio de un sistema de caldera? Si bien la instalación de los sistemas de caldera conlleva obra, son tremendamente eficaces en zonas frías.

¿Cuál es la ventaja de la calefacción por suelo radiante? El sistema de tuberías queda oculto bajo el piso, ahorrando espacio y mejorando el aspecto visual del interior de la vivienda.

¿Qué hay que contemplar cuando se elige un sistema a gas? Cuando vivimos lejos de la ciudad, debemos estar seguros de tener suministro de gas en la zona.

Los 11 hábitos que más energía consumen.   Invierno 2022

En este artículo:

  1. Los 11 hábitos que más energía consumen
  2. Conclusión

No es precisamente una noticia de última hora que los costos energéticos puedan aumentar cuando bajan las temperaturas.   Sin embargo, puede que te sorprendan algunas de las cosas que pueden marcar la diferencia – una diferencia en términos de cuánto dinero gasta – cuando se trata de calentar tu casa durante los fríos meses de invierno. Estos son algunos de los hábitos de climatización que más energía consumen y que hay que evitar durante el invierno:

  1. No calentar la casa vacía, el primer tip para evitar uno los 11 hábitos que más energía consumen

Baja la calefacción cuando no haya nadie en casa y cuando te vayas a dormir. Podés invertir en un termostato programable para no olvidarte de ajustar la temperatura. En este caso, tu casa vacía estará bien calentita mientras tu factura sube.

  1. Termostatos

Los termostatos programables son fáciles de usar. Programá el termostato para que se encienda una media hora antes de levantarte por la mañana o antes de llegar a casa.

  1. No olvides el mantenimiento de la climatización

Podés ahorrar o gastar miles de pesos. Si no te saltás el mantenimiento, tu sistema de HVAC funcionará de forma más eficiente, ahorrando dinero y manteniendo tu casa caliente. Una puesta a punto anual cada temporada de otoño es la mejor manera de asegurarte de que todo está en orden y funcionando sin problemas.

  1. Flujo de aire/Ventilación

Las fugas de ventilación alrededor de las ventanas y puertas permiten la entrada de aire frío del exterior. Como resultado, su sistema HVAC se ve obligado a trabajar más para mantener la casa cómoda, lo que resulta en facturas de energía más altas. Asegurate de que tu casa está bien aislada y, si no lo está, invertí en el aislamiento o en la mejora de la instalación actual.

  1. No utilices calefactores, utilizá caladeras

Pensá en cuánto dinero estás gastando en electricidad cada vez que utilizas uno de esos calefactores por kilovatio-hora en tu casa porque parece que nunca se calienta lo suficiente. Para aquellos que utilizan varios calefactores al día, esto significa que probablemente estés gastando grandes cantidades de dinero por calefactor al día en tu factura de electricidad.

En cambio, las calderas son, bajo todo punto de vista, mejores opciones. No sólo brindan calefacción a menor precio sino que proveen tu casa de ACS (agua caliente sanitaria). Las calderas Goodman son una de las mejores marcas del mercado de hoy.

Calderas: Ahorro enérgetico

Calderas Goodman, by Surair: para cortar con los 11 hábitos que más energía consumen

  1. Bombitas

Sabrás que las bombitas incandescentes consumen aproximadamente un 75 por ciento más de energía que las bombitas LED, ahora es un buen momento para hacer el cambio a las bombitas LED con el fin de ahorrar dinero en las facturas de energía durante los meses de invierno.

  1. Ventilador de techo

Llevar el aire caliente hacia arriba en los meses más cálidos es muy buena idea, pero si no cambiás la rotación de las aspas de tu ventilador de techo en invierno, no podrás empujar todo ese agradable calor que ha subido al techo hacia abajo.

  1. Bloqueá las corrientes de aire

Si tenés ventanas con corrientes de aire o una puerta con corrientes de aire, volvete creativo y encontrá una manera de mantener el aire frío fuera donde debe estar. Si no podés permitirte cambiar las ventanas, probá con unas cortinas gruesas que puedan cerrarse por la noche y abrirse en invierno para que entre el sol y tu casa se caliente de forma natural. Adquirí un gran burlete para la puerta si todo lo demás falla, podés usar una toalla gruesa, enrollarla y colocarla delante de la puerta.

  1. Mantené cerradas las habitaciones no utilizadas

Si no estás en el dormitorio o en el baño, mantené las puertas cerradas. Esto permitirá que el calor permanezca en las habitaciones que estás ocupando. Lo mismo ocurre por la noche cuando te acostás. Manteniendo la puerta del dormitorio cerrada, si tenés un termostato en tu habitación, ajustalo a la temperatura que desees para un agradable y acogedor sueño  nocturno de invierno 2022.

     10.  Añadí capas de ropa

En lugar de ir por ahí con una remera de manga corta y unos pantalones cortos, sacá la ropa de invierno y ponétela por capas. Así estarás más abrigado, y si tenés demasiado calor podés quitarte el exceso de ropa y ponerte simplemente una camiseta de manga larga. Si tenés una manta mullida y cálida, utilízala para taparte mientras ves televisión.

    11. Fugas de aire: otra forma de cortar con otro de los 11 hábitos que más energía consumen

Cuando busques fugas de aire, asegurate de inspeccionar minuciosamente el ático y el sótano, ya que son las zonas donde se pueden encontrar las peores fugas. Repará cualquier pequeña grieta con espuma o masilla. Puede ser necesario instalar o sustituir el aislamiento en las aberturas más grandes.

No dejes puertas o ventanas abiertas. Todo el calor se escapará de tu casa. Puede ser difícil cuando se tienen niños porque ellos no entienden por qué es tan importante cerrar las puertas y ventanas. Así que puede que tengas que ir detrás de ellos y asegurarte de que están todas cerradas.

Conclusión

Los hábitos que más energía consumen se resumen en 11 puntos claramente explicados anteriormente. Mantener la casa caliente y la factura de la luz baja se puede conseguir siguiendo estas sencillas pautas.

Si necesitás equipos de calefacción, ayuda u orientación adicional, ponete en contacto con Surair. Su personal, amable y experto, está siempre dispuesto a ofrecer las mejores recomendaciones.

Cómo ocultar una caldera. Invierno 2022

En este articulo:

  1. ¿Qué motivos hay para ocultar una caldera?
  2. 3 maneras de ocultar una caldera en el invierno de 2022
  3. Ocultar una caldera, sí. Hacer imposible el acceso, no.
  4. Conclusión

Una caldera moderna es, prácticamente, del tamaño de un calefón. A veces, puede ser un poco más grande, pero, en general, son piezas relativamente pequeñas y fáciles de esconder. Es cierto que no siempre necesitamos o queremos ocultar una caldera, pero en algunas circunstancias nos vemos obligados a hacerlo.

¿Qué motivos hay para ocultar una caldera?

Cuando se busca ocultar una caldera es porque queremos tener algo que sea estéticamente agradable, durable, y que, en su mayoría, no cueste una fortuna.

En las casas grandes, las calderas suelen estar situadas en sótanos grandes y espaciosos. Estos son los mejores lugares para ubicar los sistemas de calefacción central, las calderas, etc. y, además, son los lugares en los que no es necesario ocultar los aparatos, ya que son lugares en los que no se desarrolla la vida cotidiana.

Sin embargo, esa posibilidad no existe cuando vivimos en una casa más pequeña o en un departamento. Es entonces cuando es posible que nos encontremos en la situación de tener que disimular una caldera momentánea o permanentemente. Este detalle es significativo porque repercutirá en los costos finales.

Podemos esconder la caldera optando por una simple cortina como separador, por un mueble a medida o por muchas otras opciones.

Veamos cuáles pueden ser esas opciones y cómo se miden en términos de gasto.

3 maneras de ocultar una caldera en el invierno de 2022

  1. Cortina corredera

Tal vez la forma más sencilla y económica de ocultar una caldera sea esta: la de simplemente cubrirla con una cortina corredera como separador. No son necesariamente la opción más atractiva para las habitaciones que reciben más tráfico de personas, pero pueden ser geniales para determinadas zonas de la casa.

Otra buena consecuencia de que sean bastante baratas es que se pueden cambiar los diseños para adaptarse a la decoración del ambiente.

Para hacer una cortina tendremos que medir la altura de la pared para determinar la longitud adecuada de la cortina, así como la anchura necesaria. Habrá que colocar un barral por el cual corra la cortina. Lo más importante es asegurarse de dejar varios centímetros de espacio libre para que la cortina no toque la caldera. También es muy recomendable utilizar géneros no inflamables fácilmente. No optar por plásticos o fibras sintéticas como el poliéster que son altamente inflamables.

  1. Pantallas y biombos

Si quieres tener algo que no solamente sea decorativo sino también un poco más funcional, entonces no puedes equivocarte con un biombo. Son separadores que pueden tener una simple pantalla o tener persianas que restrinjan completamente la visibilidad.

Como son livianos, son fáciles de mover. Y lo que es mejor, podemos ser creativos con los biombos, empapelándolos, pintándolos o dejándolos tal cual.  Solo hay que descubrir qué es lo que mejor se adapta a la estética de la habitación en la que se usen.

  1. Armarios

Una de las opciones más caras de la lista, pero quizá la más bonita de todas, son los armarios. Los armarios pueden hacer juego con el estilo del resto de la habitación, y son una excelente opción cuando la caldera se encuentra en la cocina, el pasillo o el baño. Las calderas se colocan incluso dentro de los armarios de los dormitorios.

Lo más positivo de los armarios es que proporcionan una mayor accesibilidad para las reparaciones, lo que los hace muy prácticos. No solo eso, sino que se integran en el resto de la casa. Para los invitados, es una puerta más de la casa y ni siquiera perciben que esconden nada.

cómo ocultar una caldera

Ocultar una caldera dentro de un armario

Ocultar una caldera, sí. Hacer imposible el acceso, no.

La caldera no puede estar escondida. Siempre debe haber un acceso fácil a la caldera para permitir hacer los controles necesarios, regular la temperatura o llegar a ella por cualquier otra eventualidad.

Además, es imprescindible cumplir todas las recomendaciones de los fabricantes y las normas locales de construcción en cuanto a la ventilación del recinto y las dimensiones previstas.

Por lo general, los cuartos de las calderas se ventilan con una o dos rejillas de aire fresco en el interior. A veces, los armarios en los que se ocultan las calderas se dejan con un par de grandes aberturas por debajo y por encima de la puerta para proporcionar ventilación adicional. Es importante que cualquier caldera de combustión cuente también con una chimenea o conducto de humos para que todos los gases de combustión salgan de forma segura de la zona habitada.

Conclusión

Hay múltiples factores que determinarán qué opción tiene sentido para cada uno de nosotros. A algunos nos importa más la estética que otra cosa, otros tenemos un presupuesto específico y deberemos trabajar dentro de esos parámetros. Sea cual sea el caso, siempre hay una forma posible de ocultar una caldera dentro de nuestro hogar.

Caldera FERROLI FORTUNA 24000 Kcal F24G

En este artículo:

  1. ¿Quién es Ferroli?
  2. Por qué comprar una caldera Ferroli en Surair
  3. Características de la caldera Ferroli Fortuna
  4. Panel de control
  5. Descripción de los componentes del interior de caldera
  6. Conclusión

A medida que se acerca el invierno empezamos a pensar en el sistema de calefacción que tenemos en casa y en si éste será adecuado para mantenernos calientes en los meses de frío que se avecinan. También es posible que aún no tengamos un buen sistema o que queramos actualizar el que tenemos. Sea cual sea la situación, considerar una caldera Ferroli Fortuna 24000 Kcal F24G es la sugerencia de hoy.

Entre las muy buenas marcas que tenemos en Surair, hoy comentaremos sobre Ferroli.

¿Quién es Ferroli?

Ferroli es un multinacional de origen italiano. La empresa, que comercializa equipos de climatización, fue fundada en Verona en 1955. Años más tarde, en 2015, Oxy Capital Italia y Attestor Capita adquirió la participación mayoritaria de la empresa. Hoy Ferroli está presente en más de 14 países distribuidos en Europa, Asia y América.

En este video podemos ver qué hay detrás de cada caldera Ferroli que sale al mercado.

Por qué comprar una caldera Ferroli en Surair

La razón más convincente para comprar Ferroli es que sus calderas murales están sólidamente construidas y diseñadas para un funcionamiento inteligente en las más diversas zonas climáticas.

La razón más decisiva para comprar Ferroli en Surair es que es aquí donde la marca está impecablemente representada. Además, Surair cuenta con el óptimo servicio técnico y los repuestos necesarios de la marca.

Características de la caldera Ferroli Fortuna

  • Fortuna es una caldera de clásico diseño compacto europeo.
  • Es de alto rendimiento y brinda calefacción central y ACS (agua caliente sanitaria) para toda la casa.
  • Puede ser alimentada con gas natural o envasado
  • Está dotada de un quemador atmosférico con encendido electrónico.
  • Puede ser con cámara estanca o abierta de ventilación forzada y sistema de control con microprocesador, para ser instalado en el interior o en un exterior parcialmente protegido con temperaturas no inferiores a -5 °C.
  • La caldera Ferroli Fortuna ofrece una amplia gama de modelos que van desde los de 20, 24, 32 y 40 Kw.
  • Presenta un sistema antibloqueo: cada 24 hs de inactividad en el sistema de calefacción, la bomba se activa 30 seg.
  • Es compatible con termostatos ROMEO y CONNECT wifi, protocolo Open Therm.
  • Su potencia térmica máxima es de 40.000 kcal/h.
  • Modo ECO/COMFORT para una producción rápida de ACS.

Panel de control

Interpretación del panel de control:

1 Tecla para disminuir la temperatura del ACS*2 Tecla para aumentar la temperatura del ACS*

3 Tecla para disminuir la temperatura de la calefacción

4 Tecla para aumentar la temperatura de la calefacción

5 Pantalla

6 Tecla reset – selección de modo verano/invierno

7 Tecla para seleccionar el modo Economy/Comfort – Encendido/Apagado del aparato

8 Símbolo de agua caliente sanitaria

9 Indicación de funcionamiento en ACS*

10 Indicación de modo verano

11 Indicación multifunción

12 Indicación de modo Eco (Economy)

13 Indicación de funcionamiento en calefacción

14 Símbolo de calefacción

15 Indicación de quemador encendido y potencia actual

17 Manometro

* ACS = Agua Caliente Sanitaria

Descripción de los componentes del interior de caldera

  • Colector de condensado: Interruptor de presión de aire para ventilador que protege contra la humedad ambiente.
  • Intercambiador: Intercambiador de calor central primario de cobre puro, protegido por un tratamiento de aluminio atóxico.
  • Marco de acero: Marco que incluye un vaso de expansión de:

8 litros para modelo de 24 kW

10 litros para modelo de 32 kW

  • Quemador: Quemador con piezas en acero inoxidable AISI 304. La modulación se produce tanto en el modo de la calefacción central

como en el de producción de ACS.

  • Bomba: Bomba con 3 velocidades graduables.

Conclusión

Si nuestro deseo es disfrutar de una buena calefacción central y un generoso suministro de ACS (agua caliente sanitaria) en este invierno 2022, una caldera Ferroli Fortuna es sin duda una excelente opción.